2011-Feb-22

Enviado en Bestelakoak

O-Sarean: Osakidetza en red. Nuevas formas de contacto con los profesionales de la sanidad a partir de marzo

Allá por el mes de marzo se iniciará la puesta en marcha por parte de Osakidetza en toda la Comarca Araba, incluido el Centro de Salud San Martín que nos corresponde a los vecinos y vecinas, de un centro multicanal para atender a pacientes vía TDT, teléfono e internet.

Ahora, gracias a la presentación que difunde Lis Ensalander en sus Crónicas de Mil en Uno, podemos saber un poquito más sobre el poyecto: se llama O-sarean – Osakidetza en Red y ha venido para quedarse. Pablo Arbeloa, Director Gerente de Osatek (sociedad pública del Gobierno Vasco, dependiente del Departamento de Sanidad, que hasta ahora se dedicaban al diagnóstico por imagen y, a partir de ahora, al parecer, también a poner en marcha una Osakidetza 2.0), nos lo explica en poco más de veinte minutos.

Nuestra ciudad se adhiere con demora a la utilización de las Tecnologías de la Información y la Comunicación. Han pasado 23 años desde la implantación del sistema de cita telefónica y no hemos vuelto a innovar en las formas de interactuar con el sistema sanitario. Actualmente, lo único que podemos hacer sea por teléfono o por internet, es pedir cita para nuestro médico de cabecera. Para todo lo demás, tenemos que acudir al centro sanitario, con la pérdida de tiempo (y de paciencia) que eso supone.
Una nueva página web para el proceso de citación.

•Con mayores posibilidades de elección de día y hora.

•Página para cita con médico, pediatra, enfermería y matrona

Los pacientes vascos interactuarán con los servicios de Osakidetza mediante internet y el teléfono móvil

Consultar con el médico de cabecera mediante correo electrónico, pedir cita en cualquier momento del día o tener acceso continuo al estado de salud son servicios que ya no suenan lejanos para los pacientes vascos.

Este proyecto no sustituye a nada
Posibilita, en ocasiones y siempre que las circunstancias lo aconsejen, hacerlo de otra forma con beneficio para el paciente, que no estará sujeto a un día y una hora concreta, y para los profesionales, que nos permitirá optimizar esos tiempos y poder dedicarlo a otros casos que así lo requieran. Es obvio que no todas las personas se van a adaptar de forma similar a estas nuevas formas de comunicación, que no es lo mismo para los pacientes jóvenes que para los mayores.

Los jóvenes no entenderían un sistema sanitario que no mire, use y se adapte a esta realidad. Y para los mayores, insisto (una y mil veces), estos nuevos escenarios no borran a los anteriores y las personas que tengan dificultades con ellas (aunque nos sorprenderíamos al ver la capacidad de adaptación de nuestros mayores) siempre pueden recurrir a las formas actuales sin sufrir cambios.

Todos los inicios, todos los cambios tienen sus dificultades

Todos nos vamos a tener que ir amoldando a los nuevos sistemas. Y este camino lo tenemos que recorrer juntos, pacientes y sanitarios. Algunos llevamos tiempo en este empeño y es por eso, porque creo firmemente en las posibilidades de las nuevas maneras de relación y comunicación, por lo que animo a todos los compañeros sanitarios a compartir las dudas con los pacientes, a animarles y orientarles en función de su perfil, de una forma proactiva. Así que un poco de paciencia y comprensión. Estos sistemas ya han demostrado que funcionan en otros países. Y nosotros no vamos a ser menos.
Misión: Desarrollar un modelo de relación y servicio a distancia, “no presencial”, centrado en las necesidades de pacientes, ciudadanos y profesionales sanitarios. Que permita ofrecer al usuario la atención necesaria a su problema de salud, en el tiempo adecuado y por el profesional idóneo.

Así que es hora de ponerse en marcha si queremos lograr estos objetivos:

  1. Mejorar los procesos asistenciales.
  2. Implicar a los pacientes y ciudadanos con su salud.
  3. Liberar a los profesionales de la salud de aquellas tareas que no aportan ningún valor (trámites administrativos) para que puedan centrarse en actividades de alto valor (trabajo clínico).

Resulta que hasta un 70% de las interacciones que se producen en el sistema sanitario son exclusivamente verbales. La idea es estudiar cómo pueden ser sustituidas por modalidades no presenciales igual de seguras y gratificantes. No hay que recordar que muchas actuaciones de bajo valor influyen de manera desproporcionada en los ciudadanos (pensemos, por ejemplo, el tiempo que actualmente es necesario invertir para conseguir una receta).

Las citas automáticas, algunos consejos

Aunque se trata de un sistema nuevo para la ciudadanía vasca, el 30% de citas telefónicas finalizan automáticamente de manera exitosa. La referencia que se tiene, y el objetivo a perseguir es alcanzar el 70% de éxito. Para ello, el sistema se somete a mejora continua y la ciudadanía se va acostumbrando. ¿Has comprobado que no hace falta que esperes a que acaben las frases? Puedes utilizar los números para seleccionar tu opción. Si tu número de teléfono lo tiene Osakidetza, será más fácil identificarte.

El proyecto se llama O-sarean- Osakidetza en Red porque se trata de crear entornos colaborativos donde lo profesionales sanitarios se pongan de acuerdo para atender a la ciudadanía, estando al mismo tiempo incluidos en esa red cuidadanos y pacientes. Todo esto para:

  • Promover la salud.
  • Utilizar las posibilidades que ofrecen las TICs para interactuar con personas que nunca van al sistema sanitario (jóvenes, adolescentes…).
  • Impulsar un modelo orientado a la prevención.
  • Impulsar un modelo orientado a la atención de la enfermedad crónica.

Osarean pretende desarrollar nuevos modelos asistenciales sustentados en mecanismos no presenciales para ayudar, apoyar y facilitar el funcionamiento actual de Osakidetza, sin crear una nueva estructura. Servirá, por ejemplo, para realizar trámites como gestión de citas, conocer el estado de la solicitud de procesos asistenciles, promover estilos saludables de vida, acceder a nuestra historia clínica, realizar el seguimiento de enfermedades crónicas, recibir consejo sanitario vía telefónica, formar a pacientes en el manejo de su enfermedad, difundir noticas importantes relacionadas con temas de salud, crear redes sociales de pacientes…

El proyecto pretende que para noviembre de 2011 el servicio esté universalizado. De momento, contaremos con el servicio de consejo sanitario y con tres entornos de enfermedades crónicas (diabetes, insuficiencia cardiaca y EPOC), en los que ya se está trabajando en otras zonas.

En definitiva; el objetivo es innovar para conseguir una  interacción más sencilla con el sistema sanitario, utilizando la tecnología como facilitador, dentro de un modelo centrado en las necesidades de los ciudadanos, 

Los resultados, comenzaremos a verlos en breve. 

Para aprender más:
Entrevista a Pablo Arbeloa en El País.

Se ha cerrado los comentarios