2012-Urt-15

Bestelakoak

Locos al volante se empotran contra vehículos aparcados

En la madrugada del sábado día 13 de enero del 2012, sobre las 3 h., muchos vecinos y vecinas de las Avenidas Derechos Humanos e Iruñea – Veleia, se despertaron sobrestaltados, pues un sonido de impacto fuerte, como un petardo cercano, hizo vibrar las ventanas de los edificios más próximos a la rotonda.

Tras asomarse a la ventana, muchos vecinos y vecinas pudieron ver que el ruido había procedido de un accidente de un vehículo que, procediendo de la Avenida Iruñea -Veleia, tras pasar la rotonda, y sin frenar, subió el bordillo derecho, golpeó una furgoneta y llegó a desplazarla hasta que ésta empujó a otra que llegó a quedar sobre la acera (junto a la valla de obra).  Para colmo, tras ello, los autores, uno de ellos con fuerte dolor en el pecho, se dieron a la fuga en su coche, posiblemente un Wolskwagen Golf, según testigos presenciales.

La velocidad de algunos, las carreras que vivimos en algunas calles largas, el consumo de sustancias que hacen perder el control, el robo de vehículos y su uso en el barrio, estan siendo una constante que ponen el peligro la vida de las personas, en algunos casos, y los propios vehículos de vecinos y vecinas, en otros.

Esta situación, que debe ser evitada por la Policia Muncipal, es repetida muchas noches, con carrera así como conducciones imprudentes. Los vecinos y vecinas oímos los derrapes en rotondas, pitidos y acelerones propios de carreras en varias calles, con el riesgo de atropellos (como sucedió hace fechas recientes en la Avenida Naciones Unidas, tras superar la rotonda con el Buelvar de Mariturri a toda velocidad y casi acaba en la acera donde estaban familias enteras) o de que nuestro cuidado vehículo, aparcado debidamente, sea golpeado y empotrado.

Muchos de estos golpes, además, al ser vehículos de segunda mano y con algunos años, no son asumidos reparar, pues por una parte, tras darse a la fuga no existe seguro del causante, y el Consorcio de Seguros dilata los trámites; y por  otra, la reparación es más costosa que el valor venal (de tablas de nuestro vehículo según depreciaciones estandar). Ello supone que por la actuación de imprudentes al volante, como en este caso, algun vecino o vecina pueda perder su vehículo, que era útil hasta la fecha.

Desde Zabalagana Batuz queremos destacar estos hechos, ponerlos en el contexto de la denuncia por la facilidad de grandes calles para correr e invitar a hacer carreras, el comportamiento de quienes realizan estas conductas, demandando medidas precisas por parte de la Administración, y nos solidarizamos con aquellas personas que padecen las consecuencias indeseables, así como incidieremos en ganar seguridad en nuestras calles ante esta lacra.

Erantzunak itxita daude.