2012-Mar-30

Enviado en Bestelakoak

ECO- Consejo: ¿Quieres pagar menos en tu factura eléctrica?

Con estas diez ideas, de la Guía Práctica de la Energía del Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE), puedes contribuir a disminuir tu gasto. Ten en cuenta que en abril aumenta la factura de la luz de manera alarmante (hablan de un 15%). Toma buena nota:
¿Sabías que la iluminación supone, aproximadamente, la quinta parte de tu consumo de electricidad? Racionalizar su uso es imprescindible para reducir tu factura mensual. Si no sabes cómo conseguirlo, te damos diez consejos que puedes aplicar fácilmente en tu hogar.

Con estas diez ideas, de la Guía Práctica de la Energía del Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE), puedes contribuir a disminuir tu gasto. Toma buena nota:

1. Siempre que sea posible, aprovecha la iluminación natural. También es fundamental que no dejes la luz encendida en habitaciones que no estés utilizando.

2. Utiliza colores claros en las paredes y techos: aprovecharás mejor la iluminación natural y podrás reducir el uso de luz artificial.

3. Reduce al mínimo la iluminación ornamental en exteriores, como jardines y patios.

4. Mantén limpias las lámparas y las pantallas: se incrementará la luminosidad, sin aumentar la potencia.

5. Sustituye las bombillas convencionales por las de bajo consumo. Para un mismo nivel de iluminación, ahorran hasta un 80% de energía y duran ocho veces más. Cambia, con prioridad, las que están más tiempo encendidas.

6. Utiliza lámparas fluorescentes con balasto electrónico integrado, ya que duran más y consumen menos. Aguantan, además, un mayor número de encendidos y apagados. Las encontrarás fácilmente en el mercado con el nombre de lámparas de bajo consumo, y cuentan con el etiquetado A, que garantiza su eficiencia energética.

7. Un pasillo no requiere ni la misma luz ni la misma intensidad que una zona de estudio. Adapta la iluminación a tus necesidades y da preferencia a la
iluminación localizada: además de ahorrar conseguirás ambientes más confortables.

8. Coloca reguladores de intensidad luminosa de tipo electrónico, ya que, además de crear un ambiente más acogedor, pierden menos calor que los antiguos reguladores de reóstato.

9. Usa tubos fluorescentes donde necesites más luz durante muchas horas; por ejemplo, en la cocina.

10. En vestíbulos, garajes y zonas comunes coloca detectores de presencia, para que las luces se enciendan y apaguen automáticamente

Se ha cerrado los comentarios