2015-maiatza-17

Auzo mugimendua

AUZO: El Poblenou se transforma

Los vecinos del barrio festejan con música y juegos el acuerdo para eliminar el transformador eléctrico contra el que llevan años luchando.
El nombre tenía la misma dosis de provocación que de ingenio. El Elècric Picnic Transformem -guiño al fiestón que se monta todos los domingos de verano en Montjuïc- se empezó a gestar hace semanas para reivindicar el desmantelamiento definitivo de la subestación eléctrica situada entre las calles de Castella y de Sant Joan de Malta, justo frente a la puerta de la escuela pública Sant Martí, en el Poblenou. Pero la acción de ayer, organizada por los vecinos y las entidades del barrio constituidos en la plataforma Transformem, tuvo mucho más de celebración de victoria que de protesta, ya que hace unos días el ayuntamiento presentó un acuerdo con Endesa para eliminar el polémico transformador, histórica lucha vecinal al levantarse en suelo calificado de verde.

“Decidimos mantener la acción, pese al anuncio del acuerdo, porque queremos que el tema siga sobre la mesa tras las elecciones y no lo olviden, y porque también está bien celebrar las victorias”, explica Manel Andreu, veterano líder vecinal, visiblemente contento con el hecho de que las familias de la escuela Sant Martí hayan decido dar un nuevo impulso a la histórica campaña. “No quieren pararse aquí. El Transformem va más allá de que se elimine por fin la subestación. Quieren seguir trabajando por el barrio”, prosigue orgulloso este abuelo, que también forma parte de la comunidad educativa del centro por esa vía.

Música y murales

La fiesta contó con la presencia de muchísimos niños de la escuela -la radiante mañana invitada a salir a la calle- que colgaron sus deseos sobre cómo transformar el barrio en un árbol. Hubo también música -eléctrica y Enrique Iglesias-, bailes, talleres en los que se pintó la cara a los niños, y una pintada de murales en uno de los muros que protege el edificio, que todo parece indicar que. ahora sí, tiene los días contados.

El “ahora sí” no es sobrero. Andreu recuerda que a finales del último mandato de los socialistas, el concejal del distrito, Francesc Narváez, les aseguró que había llegado a un acuerdo con la compañía eléctrica, pero que, pasadas las elecciones, nada más se supo. Ahora es distinto. Por primera vez tienen un presupuesto y un calendario sobre la mesa. Presupuesto cuyo origen escuece algo entre el movimiento vecinal. Parte de los 4,4 millones de inversión que supone el traslado de la central – da servicio a medio barrio- saldrán de la operación de privatización de la gestión de los párkings del centro de la ciudad impulsada por el pacto entre CiU y PP.

Plan a 22 meses

Además del dinero -la base de todo proyecto- Endesa ha presentado un plan de ocho etapas en 22 meses dada la dificultad del traslado, actuación que se prevee que empiece a finales de año.

Los vecinos y las familias del colegio llevan mucho tiempo denunciando las molestias que genera la subestación y su preocupación por los riesgos que puede suponer el mal estado en el que se encuentra actualmente y su proximidad al centro educativo, inaugurado hace solo un par de años.

Erantzunak itxita daude.