2015-Jun-10

Enviado en Auzo mugimendua, Formakuntza, Hemeroteka, Hirigintza, Kultura, Partehartzea

Propuesta de subvenciones vecinales: cuantía insuficiente para Zabalgana

Hoy, 10 de junio de 2015, se ha publicado la “propuesta de Resolución provisional de la Convocatoria de Subvenciones a Asociaciones y Federaciones de vecinos y vecinas de Vitoria-Gasteiz del año 2015”.
En ella, se omite el dinero pedido, el valor por punto y el porcentaje de cumplimiento de expectativas de cada asociación o barrio.

En primer lugar, Zabalgana batuz tiene que mostrarse crítica con el gran recorte del importe a repartir entre todas las asociaciones, pues 150.000 euros es una cuantía insuficiente (la menor de la historia).

Por otra parte, no caeremos en la crítica fácil ni comparativa respecto a otras asociaciones, puesto que nuestro objetivo es fortalecer el movimiento vecinal de la ciudad. Es el sistema de informe y de puntuación el que esta establecido, y que con la cuantía tan escasa, nos convierte en competidores por unos puntos que realmente no suponen grandes incrementos de dinero.

La mayoría de las asociaciones, especialmente las más activas hemos destacado que se debe impulsar la participación y dignificar los barrios y por ende las asociaciones de vecinos /as, valorando su dedicación y esfuerzo, para poder disponer de recursos para hacer ciudad. Con este modelo de ayuda no se produce. Así es la ciudad en su conjunto la que no aprovecha la voluntariedad de las personas preocupadas por su barrio y que trabajan en una asociación vecinal. No se mantiene un mínimo de apoyo económico básico y no se  apoya al movimiento vecinal, el Ayuntamiento lo mantiene y soporta con una pequeña ayuda, la menor de la historia y mucho menor que en años anteriores .

Durante los últimos veinte años, nunca la cuantía era tan pequeña para apoyar la gestión, fiestas y actividades, puesto que con el sistema anterior a 2013 se percibía más para fiestas que el total que se recibe ahora. Y cada vez la cuantía es menor, cuando la vida y los costes aumentan, no siendo la diferencia entre la ayuda global a las asociaciones y lo que precisamos sino un incremento, muestra de voluntad para poder trabajar dignamente por los barrios.

Junto a ello, y como barrio, para exponer las contradicciones del sistema de puntuación y de visión participativa para con el barrio, matizamos unos comentarios para hacer evidente esta

Zabalgana (puesto que Zabalgana batuz como asociación es su expresión, medio, instrumento) es el segundo barrio más poblado. Además, es uno de los que más actividad se generar desde este colectivo y otros de vecinos y vecinas. Y como tercer factor característico, el bario de Zabalgana no tiene todavía servicios ni actividades municipales, careciendo de centro cívico, lo que repercute en una carencia constante de implicación en cubrir esta carencia, necesidad de vida social, actividad socio cultural y deportiva.

Tras explicar las peculiaridades del barrio (que deberían ser factores correctores) en la resolución publicada se nos otorga una puntuación de 153 sobre 155 puntos posibles, lo que roza la excelencia y ello no debe ser así. Tenemos en el día a día carencias, y tenemos mucho que mejorar, pero se nos puntúa muy alto, con un 9,87 sobre 10, pero recibimos menos de la mitad de lo solicitado, y un 66,1 % de la subvención posible (se limita el máximo a recibir cualquier asociación a 12.000 euros) Hemos pasado de 9462€ en 2014 a una propuesta con la misma puntuación de 7.940€ en 2015.
Dado el sistema establecido, con una cuantía escasa, ridícula según lo percibido anteriormente y el coste de los proyectos vecinales, así como la cuantía máxima y el reparto de puntos, cuanto mejor proyecto y más se aporte al barrio y a la ciudad, menos se recibe.
De esta forma Zabalgana batuz recibe la máxima puntuación pero menos dinero y como decíamos un 66% de lo permitido solicitar, que es una cantidad también muy escasa para los gastos de oficina, gestión, actividades culturales, fiestas, Olentero/Mari Domingí, etc.
Esta cuantía supone un reparto mínimo para la gestión y una pequeña cantidad a las asociaciones, sin promover ni actividad vecinal, ni participación y generación de vida social y cultural, al no tener ni aliciente de publicitación e involucración ni apoyo económico (ni tan siquiera parcialmente ) Por ello, este modelo de ayuda es cortoplacista, criticado por la mayoría de las asociaciones, especialmente las más activas, y limitadora del potencial (recogido en el objetivo y la fundamentación de la convocatoria) que tiene el movimiento vecinal.
Un año en Zabalgana es una suma de ideas, proyectos y trabajo sin cesar dedicandonso al barrio desde la vertiente informativa, participativa, de mejora y propuestas (o quejas ) vecinales, así como organizando fiestas desde el principio del año hasta su fin.
Trabajamos, sin mirar lo que recibimos (probablemente sigamos sin recibir la ayuda unas semanas) pero si apostando por el esfuerzo y por el gasto contenido, para aportar tiempo, teléfonos y recursos personales, con el fin de que gane el barrio de Zabalgana. Y con el trabajo vecinal gana el barrio sin lugar a dudas. Y ello, repercute en el conjunto de la ciudad.
Zabalgana como barrio necesita más recursos para no atar los mínimos de actividad social y cultural posible de organizar y ofrecer a 23.500 habitantes. La Asociación es un gran activo para el barrio y con el que el Ayuntamiento ha podido contar y puede tenerlo como aliado y colaborador necesario.

Se ha cerrado los comentarios