2016-Api-23

aisialdia, Auzo mugimendua, Emakumea, Euskara, Formakuntza, Hezkuntza, Hirigintza, Kultura, Partehartzea, Zerbitzuak

La FRAVM lanza la campaña Juntas Hacemos Ciudad para fomentar el asociacionismo barrial

La Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM) ha lanzado el pasado martes la campaña Juntas Hacemos Ciudad para fomentar el asociacionismo barrial. Con esta iniciativa invita a los ciudadanos de las zonas que no tienen asociación a promover asambleas para constituir la suya propia. A continuación se muestra el comunicado remitido por la FRAVM:

Hace 50 años la región vio nacer a sus primeras asociaciones vecinales. Aprovechando los resquicios que dejaba la franquista Ley de Asociaciones de 1965, casi siempre en barrios populares configurados gracias al éxodo rural, grupos de vecinos y vecinas comienzan a unirse para conseguir lo que hoy resulta obvio: viviendas dignas, asfaltado, agua corriente, alumbrado, transporte público, servicios sanitarios y educativos, parques y zonas de esparcimiento… Pero también fiestas, cultura y deporte al acceso de todos, participación de la ciudadanía en los asuntos públicos, pan, trabajo y democracia. Nada tienen que ver aquellos años con los actuales y, sin embargo, muchas de aquellas demandas vecinales siguen estando aún vigentes.

Tanto es así que, lejos de estancarse, el movimiento vecinal no cesa de crecer, tanto en número de activos como en composición, incorporando nuevas comunidades y colectivos sociales. Raro es el nuevo desarrollo urbanístico que nace sin su asociación de vecinos, y no son pocos los barrios ya consolidados de la región que han visto surgir en sus calles asociaciones vecinales en los últimos años, en ocasiones al calor de las movilizaciones del 15M o de las mareas ciudadanas. Desarrollos de reciente creación como Valdebebas, Ensanche de Vallecas, Montecarmelo o im1-1Las Tablas, cuentan hoy con importantes y activas agrupaciones vecinales, que han surgido y crecido en torno a necesidades básicas como dotaciones y equipamientos públicos, la conexión con el centro de la ciudad, zonas verdes dignas o mayores cuotas de participación ciudadana.

La actual composición de la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM), que a día de hoy cuenta con 270 entidades y más de 114.000 socios de todos los rincones de la Comunidad Autónoma, da muestra de su heterogeneidad. Aunque las asociaciones vecinales “clásicas” conforman el grueso principal de la organización, la federación acoge también radios comunitarias, asociaciones culturales, colectivos de migrantes, entidades de damnificados por la venta de viviendas públicas, huertos urbanos y grupos de personas desempleadas.

Con objeto de mostrar esta fuerza y riqueza, dar a conocer el trabajo voluntario, sin ánimo de lucro, generoso, discreto y muchas veces anónimo, de las asociaciones vecinales existentes, y de fomentar la creación de nuevas entidades en aquellas zonas que carecen de ellas, la FRAVM lanza hoy una pequeña campaña informativa. Con el lema “Juntas hacemos ciudad ¿te apuntas”, la Federación quiere acercar a la ciudadanía madrileña sus asociaciones, aclarando su razón de ser, objetivos y ámbito de actuación.

A tal fin, ha editado e impreso un cartel y un tríptico divulgativo en el que muestra qué es, cómo se organiza y para qué sirve una asociación vecinal, y qué la diferencia, por ejemplo, de una comunidad de propietarios, una confusión muy habitual entre las personas “profanas”. La FRAVM tratará de que estos materiales estén disponibles en la mayor parte de pueblos y barrios de la región, aunque el grueso de la campaña, que se prolongará hasta el 30 de abril en una primera fase, se desarrollará en internet y en las redes sociales.

Además, la FRAVM ha invitado a sus colectivos a organizar asambleas informativas en sus barrios con objeto no solo de dar a conocer la actividad de aquellos sino también de debatir sobre la pertinencia del movimiento vecinal en nuestros días.

Aunque no solo es inevitable sino también justo reconocer y reivindicar la labor de las pioneras del movimiento vecinal, la campaña busca colocar a sus asociaciones en el presente, proyectándolas hacia el futuro, en el marco de un contexto social y político que nada tiene que ver con el momento que las vio nacer.

Erantzunak itxita daude.