2016-Eka-18

Emakumea

Un hombre de 33 años, fue detenido por agentes de la Policía Local por presuntos delito de violencia machista

Este jueves un hombre de 33 años, fue detenido por agentes de la Policía Local por presuntos delito de violencia machista. Desde un domicilio de la calle Pablo Picasso una mujer requirió la aski da zabalgana violencia de generopresencia policial porque su expareja, hacia el que tiene una orden judicial de alejamiento, estaba en su piso y la había agredido físicamente, llegando incluso a amenazarla de muerte. Ella reconoció que, a pesar de orden de alejamiento, había permitido a su expareja vivir en su domicilio para darle una oportunidad. Debido a las alteraciones de conducta que sufre su expareja había comenzado a golpear a la mascota de la mujer y al afearle la conducta fue agredida, con amenazas y agarrándola por el cuello. Aunque se marchó a su lugar de trabajo, por la tarde llamó a la Policía Local para informar de lo ocurrido al temer por su integridad, dado que su pareja suele tener comportamientos muy agresivos. La patrulla procedió a la detención del varón, de 33 años, un presunto delito de violencia de género y quebrantamiento de medida judicial de alejamiento, siendo trasladado a dependencias policiales al objeto de tramitar el atestado y ponerlo a disposición del Juzgado de Guardia.

Desde Zabalgana batuz denunciamos este nuevo caso de violencia contra las mujeres, producido en nuestro barrio, y mostramos la repulsa de esta asociación vecinal hacia estos comportamientos que menosprecien, ataquen o agredan de cualquier forma a las mujeres, mostramos nuestra solidaridad con la mujer agredida, y hacemos un llamamiento al barrio para rechazar estas conductas y mostrar públicamente esta postura y la solidaridad para con las mujeres que padecen estas agresiones.

Por otro lado el incendio de una campana extractora, al arder una sartén con aceite sobrecalentada en cocina vitrocerámica, en una vivienda unifamiliar en la calle Dalai Lama, requirió la presencia de los bomberos, pero cuando llegaron la persona propietaria ya había apagado el fuego con un extintor de polvo que tenía en el garaje y había ido a curarse unas quemaduras leves producidas en el incidente. La dotación comprobó que el incendio estaba completamente extinguido, la campana extractora quedó destruida por el fuego, que había manchas de humo en la cocina y suciedad generada por el polvo del extintor en la cocina. Desenchufaron la campana extractora restituyeron el suministro eléctrico en la vivienda.

Erantzunak itxita daude.