2017-Api-20

Bestelakoak

ESTAMOS EN PRIMAVERA!! Os dejamos algunas recomendaciones generales para disminuir las alergias en esta época primaveral

Estamos en primavera y para muchos es la mejor estación del año, sin embargo para otros es síntoma de alergias, rinitis, conjuntivitis o sinusitis. Con la llegada de las flores, aumenta la producción de polen, partícula que causa efectos alérgicos a un porcentaje importante de la población.

Lo más importante en estas fechas es conocer qué debe hacer un apersona alérgica para evitar las consecuencias de su sensibilidad. Aquí os dejamos unos consejos:

Emplear el tratamiento que le ha recomendado su médico. 

El primer consejo, el del tratamiento farmacológico, es especialmente importante en los pacientes con asma. Estos pacientes, en muchas ocasiones, consideran que están “suficientemente bien” como para no utilizar el tratamiento, generalmente inhalado, que les ha recomendado su médico. Al fin y al cabo, “solo” presentan “un poquito de ahogo” cuando intentan correr y “algo de tos durante la noche”, lo que no les dificulta realizar su “vida normal”. Los síntomas mencionados, y muchas veces otros más sutiles, indican la existencia de una inflamación en el interior de los bronquios que, si se mantiene mucho tiempo sin tratamiento, puede hacerse crónica y, por tanto, dejar de responder a dicho tratamiento.

Evitar la exposición a las sustancias a las que sabe que es sensible y a las que le resultan irritantes.Evitar la exposición a irritantes: humos, polvos, olores fuertes, aire frío y seco, esprays, gases y vapores), así como cambios bruscos de temperatura.

Evitar salidas al campo o a zonas con abundante vegetación.En caso de encontrarse en estos lugares, permanecer el mayor tiempo posible en locales cerrados, sobre todo los días de viento. Dormir con las ventanas cerradas. En caso de viajar en coche, hacerlo con las ventanillas subidas. Evitar viajar en motocicleta en las épocas de polinización.

Realizar la limpieza de la casa con aspirador, retirar el polvo con una bayeta húmeda y, procurar que estas actividades no se realicen en presencia del paciente alérgico a los ácaros del polvo.En estos casos deberá hacerse una buena ventilación de la casa. Evitar objetos que puedan almacenar polvo (estanterías repletas de libros, alfombras, tapices, etc.) y la ropa de cama se debe lavar semanalmente a una temperatura en torno a los 55°C.

Mantener las ventanas cerradas durante las estaciones de elevada producción de hongos.Evitar la humedad en las habitaciones y, en lo posible, en los cuartos de baño.

Evitar actividades que aumenten la exposición a pólenes y a hongos como segar el céspedRetirar del ambiente doméstico los animales a los que se sea sensible y evitar el contacto con animales de la misma especie en cualquier otro lugar.

 

Colaboración del Centro de Salud de Zabalgana  (Osakidetza), para el barrio, buscando la difusión de campañas y consejos relacionados con la salud.

Erantzunak itxita daude.