Auzo mugimendua - Acciones barrioHirigintza - Planificación urbanaNabarmendutakoak - Destacado

AUZO: Proyecto piloto: ‘tuning’ para reactivar el pequeño comercio

Lo hacen llamar Centro Histórico Experimental (CHE) y pretende revitalizar el comercio de proximidad en varias zonas de Gandía, la ciudad que ha decidido importar esta idea de grandes urbes europeas como Londres, París o Berlín. El germen es el BID (Bussines Improvement Districts), una zona o área de promoción de la actividad comercial y empresarial donde se combinan intereses públicos y privados.

Gandía será la primera ciudad en probar esta experiencia innovadora, con una inversión de “alrededor de 400.000 euros”, según el alcalde ‘popular’ Arturo Torró, que estará ejecutada a finales de año. La nueva infraestructura comercial dispondrá de seis entradas principales distribuidas por el centro histórico.

“Va a ser un proyecto dinamizador, una apuesta por el comercio tradicional en la línea de revitalizar el tejido comercial urbano”, avanza Torró. “Las mejoras que se van a introducir van a ser un atractivo añadido al ya reconocido centro histórico comercial, un referente de desarrollo para otras ciudades que quieren dinamizar sus comercios en el centro de la ciudad“, añade el alcalde, que resume el espíritu del proyecto: “será un espacio agradable para el paseo y para la compra, con espacios que invitan a ello”.

La idea es actuar sobre el mobiliario urbano, asignando un color a cada zona comercial, señalizar los espacios con placas o mupis muy visuales y las tiendas con banderolas identificativas, levantar puertas de bienvenida en cada entrada y colocar planos con la localización de edificios históricos y comercios y tiendas de interés, así como tótems circulares con información adicional.

Encontraremos nuevos bancos “personalizados”, jardineras con flores de colores, papeleras y alcorques; calles, plazas y edificios engalanados con luces y “medidas de decoración elegantes y divertidas”. Además, el CHE prepara una serie de acciones de arte urbano, inspiradas en grandes ‘cities’ europeas, para dar color al centro histórico, desde paredes que se convertirán en lienzos en blanco para grafiteros a lanas multicolor que vestirán los árboles en invierno. Tampoco faltarán imágenes de personajes emblemáticos de la historia y cultura de Gandía. 

Apuesta por núcleos urbanos

El proyecto CHE es la “apuesta por el comercio tradicional frente a las grandes superficies, que han ido creciendo en la periferia de la ciudad”. “Es un proyecto pionero de estas características en todo el Estado español”, continúa Torró, quien explica que “se ha desarrollado en otras ciudades europeas y en EEUU”. Después comenta el objetivo: “cuando esté finalizado en Gandía, trabajaremos para exportarlo a otras ciudades. Y esperamos que el Ministerio de Innovación convierta Gandía en Centro Experimental, como un modelo a seguir, estableciendo convenios o acuerdos para que utilicen nuestra experiencia para desarrollar la idea en otras ciudades”.