Bestelakoak - Otros

Cómo usar correctamente la silla infantil en el coche

Un buen uso y elección de las sillas de retención infantil en los vehículos podría reducir prácticamente a cero el riesgo de lesiones de los niños en caso de accidente, según expertos en seguridad vial reunidos en una jornada de trabajo celebrada esta semana por la Fundación PONS junto a AESLEME, representantes de la DGT y PONS Seguridad Vial.

En la jornada se analizaron las causas del fenómeno de la siniestralidad vial infantil en España y su relación con el uso y calidad de los Sistemas de Retención Infantil (SRI) tomando como referencia el modelo sueco.

En la jornada intervinieron la consultora de SRI y portavoz en España del modelo sueco de seguridad vial, Cristina Barroso, que destacó “la buena noticia es que el 93% de los padres lleva a los niños en silla de auto, lo cual significa que el trabajo de los últimos 10 años ha dado sus frutos”.

En cualquier caso, Barroso ha advertido de que la seguridad “no está garantizada si los Sistemas de Retención Infantil no se eligen, instalan y utilizan correctamente”.

Según los datos expuestos en la presentación, se estima que un 95% de los Sistemas de Retención Infantil en Europa no superan el test de seguridad más exigente del mundo, el ‘Plus Test Sueco’, ya que es la única prueba que mide el efecto del impacto sobre el cuello, la zona más vulnerable de cara a un accidente.

Consejos básicos para usar correctamente la silla infantil

La Fundación Pons ha elaborado una serie de consejos básicos para usar correctamente los sistemas de retención infantil, o SRI:

– Consultar el manual de usuario del vehículo y del SRI: algunos sistemas son incompatibles.

– Desactivar el airbag del copiloto cuando se utilicen SRI en sentido contrario a la marcha. Los airbag laterales y de techo no les afecta.

– Sentido de la sillita. Los menores de 4 años deberían viajar en sillas que se instalen en sentido contrario de la marcha hasta los límites máximos de peso y/o altura del dispositivo.

– Anclajes. Las sillas con Isofiz están dotadas de tres puntos de anclaje para evitar la rotación.

– Edad y estatura. Aunque se permite que los menores de 12 años con estatura igual o superior a 135 centímetros utilicen los cinturones de seguridad del vehículo, se recomienda el uso de SRI hasta que los niños alcancen 150 centímetros.

Si la cabeza del niño sobresale por encima del respaldo, hay que cambiar el SRI y pasar al grupo inmediatamente superior.

– Ajuste. Evitar ropa muy voluminosa que impida el correcto ajuste de los arneses o del cinturón de seguridad: el ajuste perfecto de los arneses o cinturón de seguridad depende de que no estén retorcidos ni doblados.

Colocar el SRI en la plaza central del vehículo minimiza en un 90% el riesgo de impacto directo en la cabeza.

– Banda horizontal. En los asientos elevadores o cojines, la banda horizontal debe apoyar sobre la parte baja de la cadera o la parte alta de los muslos. La banda diagonal debe apoyar sobre la clavícula, a mitad de camino entre el cuello y el hombro.

– Desgaste. Los materiales y componentes de la silla pierden sus propiedades con el tiempo y no garantizan la seguridad del ocupante. Cambie el SRI a los 10 años de uso.