Bestelakoak - OtrosHemeroteka

El Gobierno Vasco reconoce el fallo a la hora de gestionar ayudas a la conciliación

El consejero de Empleo y Políticas Sociales, Juan María Aburto, ha reconocido que finalizar las ayudas a la conciliación por falta de fondos ha sido “una de las decisiones más dolorosas” que le ha tocado tomar en el año y medio que lleva al frente de la Consejería. En una entrevista concedida a Radio Popular Aburto ha recordado que Euskadi es la única comunidad autónoma que tiene una política de ayudas a la conciliación de la vida laboral y familiar, “pero no hemos sido capaces de atender todas las solicitudes que han llegado”.

En este ámbito, ha reconocido “tenemos que admitir la crítica, pero también tenemos que aprovechar el momento para hacer una reflexión seria y, seguramente, rediseñar las políticas de apoyo a la familia”. Aburto se ha comprometido a hacer, en el presupuesto de 2015, “todo los posible para que sigan existiendo esas ayudas y tengan una mayor dotación presupuestaria”.

Como denunciábamos la pasada semana, esta asociación vecinal considera prioritarias las políticas sociales, desde la base de los principios fundamentales que encomiendan a los poderes públicos “promover las condiciones para que la libertad y la igualdad del individuo y de los grupos en que se integra sean reales y efectivas; remover los obstáculos que impidan o dificulten su plenitud y facilitar la participación de todos los ciudadanos en la vida política, económica, cultural y social. Y es que nuestro barrio, por su juventud y elevada tasa de natalidad, con 563 nacimientos en 2013 de una población de 21.000 habitantes, es el exponente del futuro de Vitoria-Gasteiz.

Por ello, desde Zabalgana batuz exigimos garantizar la conciliación en todos los ámbitos sociales, laborales y económicos, aportando las ayudas a la conciliación laboral y familiar con la partida que sea precisa según la necesidad, y se prevea para los años sucesivos.